[:es]

Tu segunda familia

Dicen que la familia no se elige, y los vecinos en cierto modo, tampoco. Es muy probable que tu vecino sea una persona maravillosa, pero también es probable que no. Y es que las comunidades de vecinos son un tema muy delicado, son como una segunda familia, personas con las que tendrás que compartir tu vida. La convivencia se vuelve necesaria en estos tiempos, en los que la poca paz que se disfruta se reduce prácticamente a nuestro tiempo libre después del trabajo, por ello un buen ambiente es vital para poder vivir puerta con puerta. Las disputas más comunes suelen producirse por temas como el uso de las zonas comunes o la limpieza.

Como sobrevivir a tus vecinos

En ocasiones las zonas comunes se transforman en tierra de nadie donde cualquier cosa puede ser la chispa que prenda las mechas. Es algo muy normal pues cada persona tiene sus costumbres: algunos sueñan con una comunidad donde se permitan animales, otros prefieren las zonas comunes sin mascotas, a veces en lo único que nos ponemos de acuerdo es en buscar lo mejor para los nuestros, lo que se traduce en: bienestar.

La opción para muchas comunidades pasa por delegar toda la gestión de la finca en una empresa externa que lleve la administración de esta. Pero esto puede ser costoso y tu comunidad puede tener una gestión más eficiente con menos presupuesto si se saben a provechar las oportunidades.

Limpieza comunidades de vecinos

[:]